La metanoia en el Vaticano

A finales del pasado mes de Mayo me tocó viajar a Roma por motivos laborales. Casi nadie hace la asociación, pero fuera de Metanoia, una de las cosas que hago es ser el gerente de producción del canal arquidiocesano en Santo Domingo, Televida. Junto al departamento de prensa de la Conferencia del Episcopado Dominicano, fuimos hasta allá con el fin de cubrir los pormenores de la visita Ad Limina Apostolorum que realizaron los obispos dominicanos.

Ir al Vaticano, la cuna de nuestra fe, siempre es fortalecedor. Nos da la verdadera dimensión de universalidad que tiene nuestra iglesia. El año pasado pude ir como turista (donde, por cierto, le propuse matrimonio a mi próximamente esposa), pero en esta ocasión fui y estuve en los lugares donde no dan acceso a todo el mundo. Fue una experiencia hermosa a nivel personal, y claro, conocer al Papa Francisco en persona es una gracia inmerecida. Una gran bendición.

Jesús Eugenio de Metanoia & el papa Francisco.

Jesús Eugenio de Metanoia & el papa Francisco.

A pesar de ser la cabeza de nuestra iglesia universal, Francisco se mantiene tan cercano como el párroco de la parroquia más humilde. Pudimos conversar (bromear) brevemente con el, le sale por los poros ese humor rápido argentino, y dan ganas de abrazarlo como un abuelito de los que te reprochan y te consienten al mismo tiempo. Puedo decir que lo que el hace y dice, no es una “estrategia de marketing” (como sugieren algunos) de la iglesia católica. El es bastante auténtico, la misma persona cuando están las cámaras y protocolo, y cuando no están. Un digno sucesor de San Pedro.

En tiempos de tanta inmediatez mediática, no podemos subestimar la relevancia social que tiene lo que hacen los obispos en todas las diócesis del mundo, junto a la comunidad de laicos y religiosos. Además, verlos a ellos compartir con tanta fraternidad fue muy hermoso. Ellos riendo, compartiendo, echando bromas, recordando sus años de estudio en Roma, y verlos celebrar la eucaristía hasta en tres idiomas, me hizo verlos de una manera muy humana y a la vez, admirarlos por su preparación e inteligencia.

Selfie con los Obispos Dominicanos, Misael Rincón & Jesús Eugenio Pérez.

Selfie con los Obispos Dominicanos, Misael Rincón & Jesús Eugenio Pérez.

 

Una vez más, estoy muy agradecido por esta experiencia.
Jesús Eugenio