Hoy, 28 de Octubre del 2014, cumplo un año en Televida. Parecen 100.

No tenía idea de nada. No sabía por qué Leslie me había contratado para ese puesto. Quizás por los trabajos que realizo en las revistas ION Corriente Alterna y Shú Magazine, o por la calidad audiovisual que presenta Metanoia. Pero de ahí a ser el gerente de producción de un canal, hay mucho trecho. Imagínate tu, un músico publicista… bueno, pa’lante.

No sabía qué podía hacer por Televida. Un canal el cuál criticaba y, admito, decía que debían cerrar. Un canal que históricamente había sido deficiente (y sorry si algún sensible piense lo contrario, pero esa es la verdad). Venía superándose desde hace un par de años, pero aún tenía muchísimas oportunidades de mejora.

Al final acepté entrar bajo dos condiciones: que tuviera la flexibilidad laboral para continuar haciendo mis revistas ION y Shú; y que entrara conmigo mi hermana y amiga de toda la vida, Gina Giudicelli. Ella encargándose del contenido y yo de la producción, era la mejor forma de afrontar el reto que presentaba el canal.

«Tranquilo»- Dijo Leslie – «Televida tiene un trote de trabajo ligero, pero continuo». Recordaré esa frase por siempre. En ese momento nos conocíamos «de lejito’», pero ninguno de los dos conocía la intensidad laboral del otro. De entrada, el reto eran 10 programas nuevos, para estrenar en Marzo.

Gina y yo estudiamos el asunto y determinamos realizar un número inferior a 10, pero agrando una renovación gráfica total del canal. No hacíamos nada con tener programas «nuevos», si el canal seguía viéndose «viejo». Así que… Ahí le dimos.

El Departamento de Producción

1381865_10152813504787386_143574501727759794_n

Cuando llegué, me encontré con un departamento de producción que iba de salida por completo. Me vi con una situación aterradora: todo el que trabajaba en ese departamento renunció a mi llegada. Partían a hacer otros trabajos (también muy buenos y de crecimiento), pero me temí con la idea de que no iba a tener a nadie que no supiera «cómo se hacían las cosas». ¡Qué gran problema! ¿O no?

La verdad es que, después de hacer mi crisis interna e irme a pelear con Dios (quien no tenía ninguna culpa), decidí virar la situación a mi favor. Lo vi desde el punto de vista de que tenía un lienzo en blanco, un canal «nuevecito», con la oportunidad de contratar gente que no supiera como se hacía nada, si no que desarrolláramos un método nuevo y eficiente de producción.

Como quiera, mis amigos productores que se iban, me ayudaron por lo menos a restablecer el departamento, y contratar nuevos productores. Ahí entraron en la escena, uno de los mejores equipos con los cuales he tenido la oportunidad de trabajar:

Rafael Noesí: productor con el que había sido talento en un programa que fungí de jurado. ¡Cuánta lucha ha cogido conmigo! Tiene un manejo excepcional del piso, y una creatividad inagotable. El no lo sabe todavía, pero tiene el potencial para llegar a ser un productor de la talla de cualquiera de los que han realizado super producciones televisivas dominicanas.

Mayra Poueriet: a ella me la recomendó mi hermana Mariela Duarte, y en una visita reciente que hice por Amé 47, descubrí que existe el rumor de que «me la robé de allá». Una joya de persona, y es a quien le confiamos los programas «senior» de Televida.

Kirsis Rodriguez: La veterana del equipo, que aunque parece de 25 años, tiene edad para repartir. Analítica, fría y calculadora, pero con una alegría y actitud siempre dispuesta, me la encontré excepcional para manejar los trabajos y eventos fuera del canal (que son mucho, en esta iglesia tan inquieta). Ella había trabajado con Gina Giudicelli antes, y cuando la vimos entrar por la puerta, que aplicó para el empleo, fue de mucha alegría para nosotros.

Alex Sosa: Una gran sorpresa para todo el equipo, pues es el más joven. Pero para nada se quedó corto, se tiró arriba las producciones diarias, las que más movimientos tienen. Pensamos que solo le enseñaríamos mucho, pero la verdad es que terminamos todos aprendiendo de el.

Evelyn Abreu: Hasta ahora, una de las mejores asistentes de producción que he tenido en mi vida. Diligente y eficaz, proactiva hasta donde uno pueda pensar. Lo mejor de ella es que me recuerda que soy cristiano, y que debo ser ejemplo. Su mirada aprobatoria (o desaprobatoria) me han hecho reflexionar en mis acciones más de una vez. ¡Gracias!

Xiomara Ortega: Más que una productora, una sacristana. ¡Y de qué manera! Confiarle a ella lo más importante del canal (las misas y adoraciones), sin necesidad de ni siquiera preocuparse por la calidad espiritual de estas cosas, es imprescindible en un canal como este. Sin mencionar que es una hija amada de Dios, que nos transfiere a todos su paz y alegría.

Para mi, siempre serán TODOS, mi dream team de producción en Televida.

De allá para acá:

Recuerdo que a penas llegué, tuvimos que televisar el evento «Un Paso Por Mi Familia». Luego, hicimos la producción especial de «Acercate: Adviento y Navidad». Con eso, cubrimos un sin fin de retiros y el concierto de Navidad el 25 de Diciembre.

Para esa época vino por el país nuestra gran amiga Zeira Becerra, traída por la gente de Siguiendo Sus Huellas, y nos deslumbró con toda la info sobre el aborto.

Pasó el 2013 y tras muchas amanecidas, logramos la meta de 9 programas nuevos y la renovación del canal para el 5 de Marzo 2014. Esto se pudo por la colaboración de gente muy buena y talentosa, como Lorelei Sainz, Jochy Fersobe, Mich Del Villar, Luis Miguel Gil, Samuel Vargas, Manuel Villalona, Koji Waki, Laura Morales… ¿Quién más? Seguro se me queda gente. Pero el punto es que le llegamos. Lo hicimos bien, a tiempo, y dentro del presupuesto. Así que todos felices.

Ya con un canal renovado, produciendo los programas diarios y semanales, afrontamos muchos retos de producción: El fallecimiento de Monseñor Arnaiz. Pascua y Semana Santa. Canonización Papas Juan Pablo II y Juan XXIII desde El Vaticano. La televisación de la fiesta de la Divina Misericordia.  La llegada del nuevo nuncio apostólico, Jude Thaddeus Okolo. El programa especial del viaje a Tierra Santa, por el Papa Francisco, con el embajador de Israel. La Beatificación de Álvaro del Portillo. Y desde luego, nuestro propio Golliat, Brazadas Por Valores.

Entonces, en mi cansancio… recuerdo a Leslie diciendo «Tranquilo, Televida tiene un trote de trabajo ligero, pero continuo». Si claro… «LIGERO».

Hoy seguimos llevando Vida.

Televida sigue en su misión de llevar a Cristo a los confines del mundo. Este contenido «apto para toda la familia», a todas horas, es de gran bendición para todos los que sintonizan. Pero el señor no solo se ocupa de los hijos a los que llegamos, si no también de los que trabajamos día a día para que suceda.

Este último año ha sido una maestría para mi. He crecido mucho espiritual y profesionalmente, en muy poco tiempo. Aunque física y mentalmente pueda estar cansado en algún momento, estoy feliz y agradecido por esta oportunidad que me ha dado Dios.

Le pido a todos que oren por mi, y conmigo, para poder seguir avanzando con la frente en alto. Que el Señor fortalezca mi fe, y me permita crecer en sabiduría y humildad.  Y que no solo Televida, si no también Shú Magazine, ION Corriente Alterna y Metanoia, puedan seguir llevando a Cristo a los confines del mundo.

Esto lo hago en el nombre de Jesús: ese que me amó primero y me salvó, que me dio motivos para vivir y me definió como persona.

IMG_1714

 

 

 

 

 

 

 

Jesús Eugenio